LA EMPRESA

Nuestra Historia

 

La empresa nació en 1970 con la fabricación de cucuruchos marca Erevan. Con el correr de los años, aquel emprendimiento familiar se constituyo en una SRL llamada Alimentaria Monte Cristo. En1978 se incorporaron las primeras máquinas para la fabricación de obleas y wafers (cubanitos) y así nació la división Oblita.

Actualmente,  la empresa se encuentra en un parque industrial de 4 hectáreas, con una planta de más de 20.000 metros cuadrados cubiertos. En los últimos años, se desarrolló una variada gama de golosinas con un denominador en común: la oblea.  Estas delicadas y finas láminas se convirtieron en el alma de la producción de la empresa. Con este producto se fabrican obleas, bocaditos, bombones y wafers mediante tecnología de última generación y bajo estrictas normas de higiene y seguridad, elaborando también productos bajo certificación Kosher.

La empresa cuenta además con un plantel de líneas totalmente automatizadas que permite un seguimiento riguroso en la optimización de los productos, lo que asegura una inmejorable relación precio – calidad. Esto facilita competir de igual a igual con las marcas más importantes del mercado internacional, exportando calidad a más de 20 países en América, África y Asia.

Esto hace de Oblita una de las mejores opciones en esta línea de productos, y uno de los pocos fabricantes mundiales de bombones de estas características.